Turquia: Testimonio de Eynar Ueda

 

Este viaje a Turquía para mi fue algo nuevo, un descubrimiento de una cultura, el descubrimiento de mi mismo, de la historia de la iglesia, conocer cada día mas profundamente a la Asunción y a sus integrantes, ver el espíritu de la vida de la Asunción, conocer a el gran gran gran gran padre de la Asunción como lo llama el padre Bernard, ver una vida diferente a la que estaba acostumbrado a ver es algo que jamás olvidare y por lo cual tengo que dar las gracias a Dios, escuchar y ver al papa fue algo que verdaderamente toco mi corazón y me hizo sentir mi fe.

Istambul es una bella ciudad, donde quiera que veas tiene grandes monumentos y construcciones, es bella de día y de noche, al atardecer y en la mañana, pasar de Asia a Europa en un pequeño barco en media hora es algo sorprendente y lleno de un sentido histórico que me hace entender por que Turquía es un país tan grande y rico en historia: es simple; ¡tiene un paso entre los dos continentes!.

 Saber que concilios vaticanos fueron celebrados en ese país cerca de donde yo estuve, ver la cultura musulmana, escuchar una plegaria musulmana en la tarde y al despertar, conocerlos a ellos y darse cuenta de que como nosotros los Cristianos solo amamos a un solo Dios que se, que es el único y verdadero Dios, ver su devoción y su fe, aun que de manera diferente celebrada y expresada, su pasión para hacer, sentir y darle dirección a las cosas, es algo para mi importante que me ha dejado una riqueza que me llena de alegría .

Este periodo en Turquía, este viaje lleno de descubrimientos. Lo viví a lado de grandes personas, desde los padres Asuncionistas que viven en Turquía con la comunidad de Oblates de la Asunción, fue un ayuda bastante grande, compartir la ciudad con el padre Yves y todo su conocimiento en historia, pasear en barco con el padre Xavier su amabilidad y gentileza,

comer la cocina de las hermanas Francoise y Odile y compartir con interés el inculturamiento de la hermana Mónica hicieron de mi viaje sentirme en casa y no en un país extranjero. También tengo que mencionar a los padres Daniel, Bernard y Andre. con quienes viví buenos momento agradables y compartir la ciudad, juntos vivimos este viaje lleno de cultura y de historia, espero que para todos, en especial al padre Richard con quien tuve la oportunidad de hablar mas y de convivir mas, ya que solo había leído de el y por fin tuve la oportunidad de conocerlo, con la agradable compañía de los padres que vinieron con el desde Italia y nuestro simpático padre Ruso.

A monseñor Louis Armel Pilatre y S. Felicia con quien visite la catedral un día antes de que el Papa fuera a celebrar la misa, a el quien, que me dejo entrar y a S. Felicia por que siempre estuvo con nosotros en todo momento y ocasión haciendo el viaje mas placentero para todos, dejando claro que las O.A. siempre están con los padres, que siempre forman parte de la comunidad, y que están presentes en lo bueno y en lo malo.

La misa celebrada en la catedral donde pude ver al papa donde pude sentir la emoción de la gente, la alegría del pequeño pueblo cristiano dentro de Estambul, ver al papa por primera vez en mi vida fue algo impresionante lleno de alegría, me hizo sentir la fe cristiana, la fe en dios y en su iglesia, gracias a el y a esa tan especial misa para mi. Recordé mi fe como católico, sentí una vez más y de nuevo que con la fe puedes hacer todo lo que quieras y puedes llegar hasta donde nadie pude ver ni imaginar.

Este viaje fue demasiado rico que es imposible describirlo en unas simples líneas de cualquier forma lo intente, gracias a todos aquellos que lo hicieron posible y gracias a los Padres de la Asunción por dejarme compartir este momento, a las O.A. por estar siempre presentes, todos ayudaron a esta pequeña alma que crece dentro de su familia.

En este viaje recupere mi fe por completo, mejor recuerdo de Turquía no puedo tener.

Una vez mas gracias a los hijos de Emanuel d’Alzon, ahora se bien que quiero a la Asunción y quiero estar con ella, falta descubrir si la Asunción quiere estar conmigo.
 

Eynar Ueda
eynahen_ueda@yahoo.fr

HOME