La cuaresma viaje hacia pascua

 

Cuando alguien parte de viaje, lo primero es saber a donde se quiere llegar, de la misma manera es la Cuaresma, antes que nada, la cuaresma es un viaje espiritual y su destino es la pascua, la fiesta de fiestas, es la preparación a el cumplimiento de la pascua figurativa, la verdadera revelación.

Debemos entonces comenzar por intentar de comprehender esta relación entre la Cuaresma y la Pascua, ya que ella revela algo de vital importancia en cuento a nuestra fe como cristianos. (…).
Pascua es nuestro regreso anual a nuestro bautismo, en tanto que la Cuaresma es nuestra preparación e ese regreso, el esfuerzo lento y sostenido para finalmente, completar nuestro propio pasaje a pascuas en la vida nueva en Cristo. (…)
Un viaje. Un peregrinaje, y ya, en desde los primeros pasos en nuestra « radiosa tristeza » de cuaresma, nos percatamos a lo lejos, bien lejos, el destino: la alegría de pascua, que hace radiosa la tristeza de la cuaresma y que de nuestro esfuerzo en Cuaresma lo hace nuestra primavera espiritual.

La noche puede ser triste, sombría y larga; pero, todo el largo camino, una aurora misteriosa y luminosa alumbra en el horizonte. « No desistas nuestra espera, o amigo del hombreé.

Alexandre SCHMEMANN Extracto del libro: La gran cuaresma, (serie: Espiritualidad Oriental, n 13 ed. Abbaye de Bellefontaine, 1974. pp., 9, 14-15)

 


ORACION DE CUAREZMA DE SAN EFRAIN EL SIREENSE

Señor y maestro de mi vida, no me abandones en el espíritu de la pereza, de cobardía, de dominación y de vana habladuría!

Sino dame la gracia, a mí tú servidos, de un espíritu casto, de humildad, de paciencia y caridad.

Sí, Señor-Rey, Dame, de ver mis faltas y de no condenar a mi hermano, o tu que eres bendito por los siglos de los siglos. Amén.

 

Después de cada demanda nos posternamos: en el largo y difícil esfuerzo de la recuperación espiritual, La Iglesia no separa el alma del cuerpo. El hombre entero, en su caída, se ha apartado de Dios; el hombre entero debe ser restaurado, (…) el cuerpo glorioso, el cuerpo santo, si santo que dios mismo « se hizo hombre ». (…) el escetismo cristiano es una lucha, no contra el cuerpo si no para el cuerpo. Por esta razón, todo hombre, cuerpo y alma, se arrepienten. El cuerpo participa a la oración del alma, de la misma manera que el alma participa a la oración en el cuerpo.

Alexandre SCHMEMANN Extracto del libro. La gran Cuaresma (Serie: Espiritualidad Oriental, n 13 ed. Abbaye de Bellefontaine, 1974, p 47.

 


EXHORTATION

 

Si llegamos a caer en el pecado, no cedamos a la desesperanza lugar, no debemos ser unos desconocidos de la filantropía de Dios.
Posiblemente el hallará un efecto, una ocasión para probarnos su misericordia a causa de
nuestra debilidad.
En todos los casos, vigilemos a no alejarnos de el, a no cortarnos de su presencia, también, no nos dejemos caer en la tentación y que no nos domine la cobardía, pero sin seso hagamos nuestro ese principio; « tu has caído? Levántate inmediatamente, caes nuevamente? De nuevo levántate »!
En todo momento, quédate siempre cerca del medico, sin el cual la condenación sería más pesada aun.
No te desesperes y el te cubrirá de su amor, queda en permanente de regresar a él, para una u otra prueba, puede ser que sea de alguna otra manera que él te quiera hacer llegar su providencia pero tu lo ignores.

Le Bienheureux Pierre de Damas

HOME