13 de mayo. Jornada de fiesta en Plovdiv

 

   El pasado 13 de mayo 2010, a la ocasión de la fiesta de la Ascensión del Señor, fiesta patronal de la parroquia de rito oriental de la comunidad asuncionista en Plovdiv, EL Padre Petar Ljbas fue elevado a la dignidad de archimandrite por nuestro obispo, Monseñor Cristo Proykov, este título honorifico tiene por objetivo poner en valor las calidades humanas, espirituales y pastorales de un sacerdote quien a hecho prueba de su misión apostólica alado de los fieles quienes le han sido confiados.

Monseñor Cristo Proykov ha bien señalado en su sermón, que el Padre Petar Ljbas, desde su llegada a Plovdiv hace ya 15 años, ha logrado ganarse la estima y el reconocimiento de los fieles, como de los demás sacerdotes y religiosos et religiosas de toda la diócesis.

      De verdad hace falta señalar que al inicio, el P. Ljbas no quería aceptar la decisión del obispo de darle esta distinción, ya que en su humildad el no se veía digno de ser elevado a tal dignidad.          

 

   Pero es justamente, eso lo que define quienes somos, no es lo que nosotros pensamos de nosotros mismos es como la comunidad en la que el señor nos ha llamado a vivir y ha dado un testimonio.

A los ojos de los fieles, quienes participaron y dieron testimonio, dentro del cuadro de la celebración litúrgica todos estuvieron llenos de orgullo por su sacerdote amado.

   No es de la retorica lo que aquí hacemos, es la verdadera alegría lo que los impulso a la compartir con todos los demás.

   La fiesta patronal fue solamente el cuadro para solemnizar como hacía falta este evento de la Iglesia.

   El nuncio apostólico, Monseñor Bolonek, con una decena mas de sacerdotes concelebraron la Divina Liturgia, presidida por Monseñor Cristo Proykov, después de la procesión del Santo sacramento al exterior de la Iglesia, que concluía la celebración eucarística, (con la participación alegre de los niños de la escuela maternal vecina de la hermana Mariana) el padre Petar fue invitado a arrodillarse frente al obispo quien demando a los presentes si aquel quien se presentaba era digno de recibir la dignidad de Archimandrit, tres veces, todos los sacerdotes respondieron que él era digno, fue entonces cuando Monseñor Cristo, se volteo para con los fueles presentes, y pregunto nuevamente, la respuesta fue más que evidente, fuerte, unánime, si, el es digno. es solamente en ese momento que fue oficialmente declarada la nominación, una ola de aplauso.

Es dejo escuchar, y una jornada de alegría para toda la comunidad de Plovdiv, hermanos, y hermanas , la gratitud de la familia de la asunción fue bien subrayada por Monseñor Cristo en su sermón.

   El noto que la elevación a la dignidad de archimandrit de el Padre Petar se inscribe en una tradición, En efecto, otros asuncionistas ya habían sido llamados a la misma dignidad en el pasado, el padre Ivan Vitchvev (hermano de P. Kamen), el P. Velik Vitchev (sobrino de el P. Kamen), el P. Gorazd Kourtev.

   El Nuncio apostólico aseguro la oración de el Santo Padre en roma, después en un pequeño sermón en francés el remarco sobre el hecho de que la Ascensión al cielo de EL Señor ha abierto la puerta a todos los cristianos y que desde ese momento el cielo y la tierra no están mas separados, si no se encuentran unidos.

¿Y el P. Petar que nos ha dicho él?

Bien, conmovido, antes, durante y después de la celebración, simplemente agradeció a todo el mundo haciendo referencia a la fiesta de la Ascensión de el Señor, el nos invito a rezar por esta elevación al rango de Archimandrit, para que también sea en dirección al cielo. Los símbolos distintivos de un Archimandrit son antes que nada la kalimiafka es un sombrero negro grande con un velo que desciende sobre la espalda, la cruz pectoral, y una palista en forma de rombo, que la lleva sobre la cadera, y que simboliza un gladio espiritual, que nos recuerda el combate y la victoria sobre la muerte que Cristo a ganado.

 

 

 

 

 

 

 

 

          

 

 

 

 

 

 

            la cruz pectoral

 

   En ese 13 de mayo; toda la familia de la Asunción fue honorada y los fieles católicos de Bulgaria nos sentimos verdaderamente honorados de su presencia entre nosotros.

   Una bella jornada particularmente para la Misión de Oriente, toda la comunidad de Plovdiv tanto de hermanos como de hermanas, se unió a esta manera tan particular, en la oración con los hermanos de la comunidad asuncionista greco católica de Blaj en Rumania.
  

Aquellos quienes han conocido al P. Petar en estos últimos 15 años en Bulgaria, saben como el ama el Oriente y es también esa que los orientales lo amamos, la elevación a la dignidad de archimandrita marca seguramente un punto de estabilidad, es decir que P. Petar estará desde este momento enraizado definitivamente en la Iglesia greco-católica de rito oriental y eso significa que podemos utilizar una de sus expresiones favoritas que el será para siempre un verdadero católico.

HOME