Plovdiv: rencuentro de formación para los sacerdotes

 

En el 13 al 15 de febrero nuestra comunidad ha recibido a los participantes de un seminario de formación para los padres de tres diócesis católicas del país. El seminario fue organizado por Caritas de Bulgaria en colaboración con Caritas de Italia.

Caritas es una organización internacional que, en su sitio de internet se presenta de la siguiente manera.

 

« Caritas internationalis » es una confederación de 162 organizaciones católicas de ayuda, de desarrollo y de servicio social, que trabaja para construir un mundo mejor especialmente en favor de los pobres y de los oprimidos, en más de 200 países y territorios Caritas trabaja sin distinción de religión, raza, sexo o de apariencia étnica y constituye uno de los más bastos recursos humanitarios del mundo.

 

El enfoque de Caritas esta fundado sobre la enseñanza social de la Iglesia, acentuando en la dignidad humana de las personas.

El trabajo de Caritas en el nombre de los pobres está dedicado a manifestar el amor de Dios por toda la creación. La Caritas es una expresión socio-pastoral de la Iglesia y continuara desarrollándose con todos sus esfuerzos por promover la misión social de la Iglesia para ayudar. La Iglesia tiene que ver con Caritas en lo que corresponde a su rol.

 

En Bulgaria, La Caritas es una organización muy activa que porta consigo numerosos proyectos de ayuda y de solidaridad en colaboración con las Iglesias locales.

El fin de las sesiones de formación, que se llevaron acabo en nuestra comunidad asuncionista, fueron para reflexionar sobre la doctrina social de la Iglesia, para ayudar a los sacerdotes a ser formadores y desarrolladores de las actividades socio – pastorales en sus parroquias. Existen en juego muchas cosas importantes desde el punto de vista de la colaboración y del enriquecimiento reciproco de la Iglesia, sépase que no existe prácticamente una doctrina social en la iglesia ortodoxa.

Una decena de Sacerdotes participaron en el primer día Monseñor Petko Christiv, obispo de la diócesis de rito latino al norte de Bulgaria, estuvo presente entre nosotros.

El seminario fue conducido por Don Giovanni Perini, biblista italiano, que colaboró con la Caritas Italiana. La lengua utilizada fue el italiano, ya que casi todos los sacerdotes presentes estudiaron en Italia, en su época de seminario, pero también un poco en francés y en ingles.

El trabajo, que nos fue propuesto, fue de reflexionar sobre la identidad de la persona humana tomando en consideración los eventos históricos, políticos y sociales que marcaron el desarrollo de la civilización occidental durante el siglo pasado.

Después de los acontecimientos como la exterminación de los judíos, las destructuraciones y las guerras provocadas por los regímenes totalitaristas, ¿es posible quedarse con la misma idea del hombre, que teníamos en el pasado?, ¿ Que idea de desarrollo y de reporte con los bienes materiales tenemos que promover?.

 

Los modelos sociales y económicos en la historia reciente crean un mundo desequilibrado con las situaciones de injusticia y de discriminación que no son más sustentables. Hace falta buscar nuevamente otros modelos a partir de una nueva reflexión sobre el hombre y su relación con los medios materiales.

En este punto de partida nos condujo hacia un interesante curso en el pensamiento filosófico, psicológico y teológico, a fin de intentar de definir de la mejor manera nuestra identidad cristiana y de vivirla en la actualidad.

El Papa Benedicto XVI no pierde jamás la oportunidad de llamarnos la atención con el secularismo  y el relativismo de nuestra sociedad. Que actitud adoptar en el corazón de esas sociedades que tienen la intención de excluir a Dios y a hacer relativo los valores cristianos?

Según nuestra intervención, La Iglesia oficialmente no ha superado aun el asunto de Galilea, es decir que la actitud de desconfianza, con cara a la problemática puesta contra la evolución científica que nos abre el campo a nuevas reflexiones éticas.

Cuál es la justa posición a adoptar con cara a una sociedad secularizada? ¿Es eso un peligro para la comunidad cristiana? Regularmente la Iglesia se limita a la condenación, ¿pero podemos definir nuestra identidad cristiana a partir de una oposición a los otros? ¿Es posible perder la fe a causa de un factor exterior, o bien nuestra reflexión debe de desarrollarse en el interior de la Iglesia para continuar su capacidad de testimoniar al Cristo?, ¿No es la actitud de oposición uno de los elementos  que contribuyen a desarrollar el secularismo y a aleja a la gente de la iglesia?,

Todas estas preguntas, las trabajamos en el transcurso del seminario y  fue por esa ocasión que regresamos a los inicios de la experiencia Cristiana

Nosotros somos pecadores sobre el método misionario de San Pablo y sobre su razón de fundar pequeñas iglesias que son como la levadura en una realidad que queda como extranjera al mensaje cristiano.

 

Nuestra inmersión en el tema nos invita, a remarcar que existen situaciones en las cuales el apóstol Pablo es invitado a anunciar la “buena nueva” allá donde el señor tiene ya un pueblo listo a su recibimiento (ACT. 8,10: por que tengo en mi un pueblo numeroso en esta ciudad”). Subrayar esto nos hizo reflexionar sobre nuestra actividad misionaria. Dios nos procede allá a donde él nos llama a dar testimonio. El misionario no tiene la orden de hacer nacer la fe, pero si de ponerla en evidencia, de hacer a un hombre conciente en su vocación.

Una sesión de formación sobre la “Caritas” que no tome en consideración la encíclica del Papa: “Deus Caritas est” hoy en día seria inconcebible, también decidimos de consagrar nuestro siguiente encuentro a la lectura y a la reflexión sobre la encíclica, especialmente  a su segunda parte: “Caritas. El ejercicio del amor de la parte de la Iglesia como una “Comunidad de amor”;

 

San Agustín con su afirmación « tu vez la trinidad cuando tu vez la caridad” nos podrá ayudar a comprender que el ejercicio de la caridad es la expresión del amor trinito.

 

 

 

 

 

 

 

Home