13 de noviembre, memoria de los bien-aventurados mártires búlgaros asuncionistas


« danos por nuestra plegaria , la gracia de mantenernos fieles a el Cristo y a la Iglesia en nuestra vida cotidiana, para que seamos dignos de testificar por el cuando llegue la hora »

Estar palabras de el Padre Kamen Vitchev introducen este año nuestra reflexión sobre la fiesta de el 13 de noviembre, en memoria de nuestros tres bienaventurados mártires búlgaros
Esta plegaria de el Padre Kamen guarda toda actualidad.

Permanecer fieles a el Cristo y a la Iglesia en nuestra vida cotidiana es una compromiso que no sobrepasa si no tenemos el apoyo de la gracia, y la gracia es un don que obtenemos por medio de la plegaria, sobretodo la plegaria de interseccion de nuestros hermanos.
Danos por nuestra plegaria…
El padre Kamen era consciente de su debilidad humana; al mismo tiempo el sabia que el testimonio cristiano es el fruto de una fidelidad puesta aprueba al final de los días.
Este testimonio no esta fuera de lo común y mucho menos es un °simple ¨heroísmo¨ humano
Al contrario, es un acto cotidiano, es día a día que Cristo trabaja sobre nuestra vidas para hacernos dignos de alcanzar un lugar privilegiado a su lado, para ser sus testigos.
Este año la gracia de el Señor nos ha reunido por medio de diversos eventos que han marcado nuestra vida cotidiana.
La tradición oriental y el testimonio de nuestros tres mártires, han sido invitados ha Francia a traves del retiro de el Padre Petar para las hermanas Oblatas en el mes de julio, pero sobre todo, por primera vez en Madagascar en el mes de agosto, gracias una vez mas al P. Petar y a u ejercicios espirituales, que el ha predicado a nuestros hermanos y hermanas de la gran Isla.

Por otra parte Plovdiv fue el lugar de las practicas de formacion sobre la Misión de Oriente de manera internacional.

Del 20 de agosto a el 15 de septiembre, una pequeña quincena de hermanos asuncionistas y otra de hermanas Oblatas provenientes de todos los lugares del mundo, se confrontaron a la riqueza y a la complejidad de la tradición oriental.

Un tiempo fuerte de conocimiento, de plegaria, comunion y de fraternidad. Llenos de gratitud y de reconocimiento, agradecemos a todos los participantes que aceptaron venir a descubrir los lugares y la espiritualidad que macaron la vida de nuestros ahora bienaventurados Mártires búlgaros.

Nosotros portaremos durante mucho tiempo los hechos de su fraternal presencia.
Como todo el mundo lo sabe, la memoria cristiana no es un recuerdo de el pasad, es mas bien un encuentro con el presente para poder llenar de una fuerza vital.
Danos por medio de nuestra plegaria…
Estas palabras tiene una fuerza vial par a nosotros hoy en día.
Nosotros podemos dirigirlas a nuestros bienaventurados hermanos mártires, Pavel Djidjov, Josaphat chichkov y Kamen vitchev, a fin de que eso que ellos demandaron para ellos, sea obtenido, y pueda realizarse también en la vida de todos aquellos que se sienten ligados a la familia de la asuncion (hermano, hermanas y amigos...)
 

Feliz fiesta de el 13 de Noviembre de 2007
La comunidad de Plovdid
 

HOME