Para el sitio de la Misión de Oriente, 26 de Mayo de 2013

 

Queridos hermanos, hermanas y amigos :
En esta solemnidad de la Santísima Trinidad, la comunidad asuncionista de Moscú tiene la alegría de anunciarles que ¡por fin está reunida!
Constituida, en efecto, desde el 1º de Septiembre de 2012, -hace nueve meses, tiempo simbólico de gestación- los cuatro miembros de nuestra comunidad se hallan por fin en Moscú. ¡Tomaremos pues juntos la primera comida el día de la Trinidad Una y Santa! Las causas de estos retrasos y ausencias se deben únicamente a los plazos de obtención de visas, así como a la obligación de salir del territorio ruso durante 90 días, cada tres meses de presencia.

Esto les tocó a los Padres Celeste y Lucas, ciudadanos europeos y “agentes extranjeros”. Esperemos que esto mejore pronto.
La « troika » asuncionista se compone pues de cuatro miembros: los Padres Celeste Pianezze, Slava Gorokhof, Lucas Chuffart y un Hermano diácono, Pierre Long. Hay que añadir también las dos Hermanas rumanas de las Oblatas de la Asunción, presentes desde hace unas semanas.

De modo que ya podemos trabajar de conjunto en la animación de la parroquia de San Luis de Moscú.
No faltan actividades en esta lluviosa primavera.

Pasamos de la celebración de las confirmaciones en ruso en la catedral a las primeras comuniones, luego a las profesiones de fe en San Luis, con importantes grupos de niños y jóvenes.

Se preparan también bautizos y bodas. Primavera lluviosa en Moscú este año ¿qué tal donde ustedes?
El Hno. Long y los PP. Celeste y Lucas reciben clases de ruso; en cuanto al P. Slava, está ocupado varios días a la semana en el economato diocesano, labor importante en una diócesis que se extiende por más de 2.000 kmts (dos mil) de Norte a Sur.
Tenemos pensado participar en la sesión de la Misión de Oriente, en el foro de la Provincia, en otras peregrinaciones de la Asunción, y en la Universidad de verano.

Se nos plantea sin embargo el problema de las visas aquí también.
¿Cuándo van a recibir ustedes una foto de sus hermanos, palomas mensajeras? ¿Quién la va a tomar? ¿Acaso el Espíritu Santo?

A nuestro superior, el P. Celeste, le parece ya que somos numerosos cuando todo mundo se mete en la cocina. Eso nos permite disfrutar de menú vietnamita un día, ruso al día siguiente, italiano al otro día, y por fin francés.
¡Apreciamos la dicha de estar juntos, «con tal que dure»!
¡Que tengan una feliz primavera!
A.R.T.
Lucas.

HOME